Un estudio identifica las competencias de empleabilidad de los jóvenes españoles

El proyecto europeo Leonardo da Vinci “Addressing Youth Unemployment Through Soft Skills Coaching Programmes (YUSS)”  acaba de identificar las competencias que más valoran los profesionales de recursos humanos en los jóvenes españoles que quieren incorporarse al mercado laboral y el perfil resultante es el de una persona cuidadosa en la ejecución de las tareas, con capacidad para escuchar a otros, que acepta trabajar en grupo y que está interesado en aprender cosas nuevas, que acepta responsabilidades, que sabe desenvolverse en las diferencias de origen cultural y social y que respeta el horario impuesto.El proyecto, que ha contado con la participación de Aedipe, ADESEMA (Asociación de Servicios a las Empresas y Actividades Diversas de Madrid) y otras 6 empresas europeas, identifica las competencias de flexibilidad, entendida como la capacidad de adaptación al mundo laboral, seguida de la inteligencia emocional, la comunicación y la autonomía, como las prioritarias para la muestra española, y además, da mayor peso a la formación y a las habilidades del joven candidato que a la experiencia.

Respecto a la muestra global europea, las habilidades que los jóvenes europeos han de tener para favorecer su contratación son las siguientes:

– Controla sus emociones.
– Respeto por las relaciones jerárquicas.
– Es capaz de desarrollar estrategias.
– Entiende los requerimientos para ser aceptado en un grupo de trabajo.
– Acepta trabajar en grupo.
– Entiende la cultura de la compañía de la que desea formar parte.
– Tiene capacidad para escuchar otros.
– Es capaz de ir sólo a una cita/reunión.
– Respeta el horario impuesto.
– Acepta responsabilidades.
– Es cuidadoso en la ejecución de las tareas.
– Cuida de sí mismo.
– Acepta las limitaciones relacionadas con el trabajo.

Y si estas son las fortalezas que aumentan la empleabilidad de los  jóvenes europeos el estudio también retrata las debilidades que les son más manifiestas a los reclutadores:

– Problemas de comunicación.
– Problemas en el desempeño laboral.
– Problemas de conducta y educación, en general.
– Problemas con el trabajo y falta de autodisciplina.
– Falta de apreciación por el trabajo y la vida laboral.
– Falta de base formativa y capacidad de aprendizaje pobre.
– Problemas en el control del estrés.

Si quieres tener más información puedes descargar el informe completo aquí. 

Acerca de Maite Sáenz Blanco

ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión es mi proyecto profesional y vital, en el que reflejo mi forma de entender las relaciones empresa-empleado. Colaboro en numerosas iniciativas relacionadas con la Función RH tales como Top Employers España y Merco, y participo como jurado de distintos premios (Fun¬dipe, Empresa Flexible, Blogosfera RH, etc.). Mi trayectoria como periodista siempre se ha desarrollado en el entorno de la información especializada en gestión y, más concretamente, en la dirección de personas en las organizaciones. La mía es una carrera de fondo en la que la meta no es lo importante sino el camino recorrido.

Publicado el septiembre 4, 2012 en RSC. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: