La nube, la alternativa más fiable para tener éxito en la fusión empresarial

Patricia Santoni, 
Directora General HR Access Iberia y Latam.

El saneamiento de la banca ha reducido el número de entidades financieras operativas en suelo español de 50 (datos de 2009) a 12 (junio de 2012). Y el número está destinado a bajar aún más: en el corto plazo, deberían desaparecer, al menos, otras tres entidades, que han sido nacionalizadas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y que deberían ser absorbidas en sendos procesos de subasta.El panorama en el terreno internacional es igual de desolador. Según el Estudio sobre Riesgos de Crédito realizado por Efma, la Asociación de Marketing Financiero de Europa, el 90% de los directores de riesgo que participaron en la encuesta también considera que asistiremos a una mayor consolidación bancaria en las economías más potentes del continente; una situación que se extrapolará a las economías más débiles de Europa, según el 72% de los encuestados. Esto supone la creación de gigantes que aglutinarán en su seno trabajadores procedentes de diferentes marcas, que deberán adaptarse a nueva dinámica y escenario laboral, a la vez que ésta se adapta a las nuevas coordenadas.

Hablamos de diferentes formas de trabajar, de tratar al cliente…. En definitiva, de diferentes culturas empresariales que han de integrarse en una estructura operativa que optimice el uso de los recursos corporativos y que, además, lo haga rápidamente, en aras de convertir ese valor obtenido tras la fusión, en ventaja competitiva en el mercado.

Los departamentos de Recursos Humanos juegan un papel clave en este periodo de transición y encuentran en la tecnología, un importante aliado para integrar, de forma rápida y sin problemas, diferentes empresas. Conseguirlo exige soluciones de gestión de RRHH flexibles, escalables y capaces de dar respuesta a estos procesos de fusión y adquisición e integrar de forma rápida y eficiente diferentes formas y estructuras (Procesos exitosos de fusión de sistemas de gestión de RRHH de varias cajas como ha ocurrido en Bankia u otros de adquisición como el Banco Pastor por el Banco Popular son un claro ejemplo).

Hoy en día, el mercado TIC ha flexibilizado su modelo de negocio y llevado a la máxima potencia la tendencia de externalización que años atrás se impusiera. La nube se ha convertido en el paradigma de trabajo idóneo en la época actual, en la que los costes de reducen y se exige una mayor capacidad de respuesta, en el menor tiempo posible, a cualquier nueva demanda del mercado o realidad de la empresa.

Pero, ¿cuál es la realidad?

Hoy por hoy se estima que tres de cada cuatro empresas españolas han trasladado algún aspecto técnico de su empresa a la nube, principalmente el correo electrónico, el almacenamiento y los programas de gestión. Y todo apunta a que la lista de aplicaciones seguirá creciendo. De hecho, en España, un estudio de la industria revela a la disponibilidad de aplicaciones (40%) como uno de los mayores facilitadores que ofrece el cloud computing.

Y es que las bondades asociadas a este nuevo modelo de uso y adquisición de tecnología empiezan a calar en un tejido empresarial, gravemente ‘herido’ por la actual coyuntura. Si bien es cierto que el precio ha sido un factor decisivo para el despliegue de muchos proyectos en modo cloud, ya que la nube elimina la necesidad de invertir en nueva infraestructura física para soportar la aplicación y los costes en que se incurren en su gestión y mantenimiento, también permite ahorrar costes, al estar basado en un modelo de pago por uso que permite adaptar el presupuesto TI a las necesidades reales de las organizaciones en cualquier momento y sin necesidad de grandes partidas de CAPEX, lo que les otorga una enorme flexibilidad a la hora de gestionar sus recursos y posibles picos de trabajo así como bajadas en la demanda.

Además, los despliegues se aceleran, reduciendo el tiempo de entrega de servicios de días a horas, y se posibilita que la plantilla tenga acceso a la información y a las aplicaciones en cualquier momento y en cualquier lugar, mejorando así la productividad. De hecho, según un estudio realizado por IBM el pasado año a más de 3.000 global directores de tecnología entrevistados, el 60% utilizará el modelo cloud computing durante los próximos cinco años para mejorar la competitividad de sus organizaciones e impulsar el crecimiento de sus negocios.

Hoy, la nube permite de una forma extremadamente sencilla acoplar nuestro sistema de gestión al crecimiento exponencial de nuestra plantilla sin perder en operatividad… unas cualidades que, en el caso de los departamentos de Recursos Humanos, más que ser ideales, tienen que ser reales.

Acerca de Maite Sáenz Blanco

ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión es mi proyecto profesional y vital, en el que reflejo mi forma de entender las relaciones empresa-empleado. Colaboro en numerosas iniciativas relacionadas con la Función RH tales como Top Employers España y Merco, y participo como jurado de distintos premios (Fun¬dipe, Empresa Flexible, Blogosfera RH, etc.). Mi trayectoria como periodista siempre se ha desarrollado en el entorno de la información especializada en gestión y, más concretamente, en la dirección de personas en las organizaciones. La mía es una carrera de fondo en la que la meta no es lo importante sino el camino recorrido.

Publicado el octubre 15, 2012 en TECNOLOGÍA y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: